iPhone X de Segunda Mano - Apple

Ver precio medio

Una década después de la presentación del primer modelo de iPhone, Apple lanzó al mercado el iPhone X. Con él, se saltó varias generaciones, de modo que los cambios son sustanciales.

DISEÑO Y CALIDAD DE FABRICACIÓN

El iPhone X abre una nueva era de la línea de smartphones de Apple, aunque en algunos aspectos recuerda a modelos antiguos.

En este sentido, su suave carcasa de vidrio mejora de lejos la que encontramos en el iPhone 4.

El hecho de tener vidrio por delante y por detrás tiene muchas ventajas: es mucho más agradable de manejar, la pantalla es así más grande, es muy resistente y el móvil puede cargarse usando una base de carga inalámbrica.

El monitor de 5,8 pulgadas del iPhone X es uno de sus mayores atractivos y es muy fácil ver la mejora si se compara con, por ejemplo, el iPhone 8. Tiena una resolución de 2.436x1.125px. Es un panel OLED, la primera vez que Apple apuesta por esta tecnología y ofrece un nivel de negros óptimo y buena calibración de color. Este panel tiene una densidad de pixeles de 458ppp.

La experiencia también es muy diferente en cuanto a los colores, mucho más brillantes y definidos.

Entre los extras de la pantalla del iPhone X encontramos los siguientes: Pantalla HDR, Contraste de 1.000.000:1 (típico), Pantalla True Tone, Pantalla con gama cromática amplia (P3), 3D Touch, Brillo máximo de 625 cd/m2 (típico), Cubierta oleófuga antihuellas.

Desaparición del botón de ‘Inicio’ y aparición del notch.

Una de las consecuencias del nuevo diseño de pantalla completa es la desaparición del botón de ‘Inicio’, presente en todos los modelos anteriores de iPhone. Esto hace que sea muy fácil reconocer.

También será muy rápido de reconocer gracias al notch, es decir, la parte de arriba del todo del móvil en la que se encuentra la tecnología de Face ID y su correspondiente cámara. Allí también hay una cámara infrarrojos y un iluminador.

En el lateral izquierdo del modelo iPhone X, encontramos el interruptor ‘Tono/silencio’ para silenciar los sonidos y las alertas, así como los botones de ‘Bajar/subir volumen’ para ajustar el volumen al escuchar música.

En cambio, en el lado derecho, está el botón lateral que, en este modelo, no solo sirve para activar y poner en reposo el teléfono, sino que este sustituye el antiguo botón de ‘Inicio’ en muchas funciones.

Algunas de las funciones del botón de ‘Inicio’ son sustituidas con un control por gestos que la pantalla del iPhone X es capaz de detectar. Aquí te resumimos los gestos principales:

Para volver a la pantalla de inicio, desliza hacia arriba desde la parte de abajo del todo del iPhone X.

Para navegar por tus apps abiertas, desliza hacia arriba desde la parte de abajo del todo del iPhone X y mantén pulsado unos segundos.

Para abrir el ‘Centro de control’, desliza hacia abajo desde la esquina superior derecha Para abrir el ‘Centro de notificaciones’, desliza hacia abajo desde la esquina superior izquierda.

La desaparición del botón de ‘Inicio’ también ha provocado la sustitución de la tecnología Touch ID por la tecnología Face ID. Es decir: en vez de un sensor de identidad por huella, el iPhone X tiene un sistema de reconocimiento facial.

La tecnología Face ID crea un mapa en profundidad de tu cara, lo que significa que es capaz de reconocer una imagen en 3D de tu rostro.

Esta tecnología no solo sirve para desbloquear tu smartphone, sino que el sistema de Apple Pay funciona igual. Para abrirlo, habrá que pulsar el botón lateral dos veces y esperar a ser reconocido antes de proceder al pago.

El chip A11 Bionic con arquitectura de 64 bits incluye la primera unidad de procesamiento gráfico diseñada por Apple y eso supone un gran salto respecto al chip A10 que encontramos en la generación del iPhone 7.

En concreto, el procesador del iPhone X tiene seis núcleos, y no cuatro: dos de ellos son de alto rendimiento, mientras que los cuatro restantes se refieren a la eficiencia del smartphone. Además, los seis núcleos pueden utilizarse a la vez.

Como ocurre con la serie de dispositivos Plus, las dos cámaras traseras del iPhone X permiten hacer fotos en el modo vertical, en las que el fondo aparece un poco más borroso que los objetos en primer plano.

Además, también se trata de una cámara dual de 12 Mpx con gran angular y teleobjetivo, ya presente en el modelo iPhone 7 Plus o superior. Ahora bien, sí que existen ciertas mejoras, como por ejemplo la lente teleobjetivo con mucha más luz y una apertura de ƒ/2,4.

Por otro lado, el chip A11 Bionic incluye una innovadora tecnología llamada ‘Motor neuronal’ que, gracias a su modo de procesar la información de una fotografía, te permite incluso cambiar la luz de una foto después de haberla hecho. En cuanto a la cámara frontal, lo que distingue la del iPhone X con la del iPhone 8 Plus es que la primera también ofrece la posibilidad de hacer fotos en el modo vertical, así como añadir iluminación vertical.

Lo que te permite esta función es separar la parte delantera y la parte trasera de la foto y aplicar uno de estos efectos para conseguir un acabado más profesional: luz de estudio, luz de contorno, luz de escenario y luz de escenario mono.

Otra de las diferencias entre las cámaras del iPhone X y el iPhone 8 Plus es la estabilización óptica de imagen, presente solo en la lente de gran angular en el segundo smartphone, mientras que en el iPhone X también está en la lente teleobjetivo.

¿ Interesado en iPhone X?
Suscríbete para recibir alertas cuando se publiquen nuevos productos.

Productos Apple Vendidos


Uso de cookies x

Este sitio web utiliza cookies de terceros para realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.